Embarazo,  Lactancia,  Parto

Coronavirus, COVID-19: Embarazo, parto y postparto: una guía resumen.

Actualizado: 4/04/2020

La enfermedad por COVID-19, se manifiesta como una infección del tracto respiratorio, causada por un coronavirus nuevo, el Sars-Cov-2, detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan, en China, en diciembre de 2019. Aún se sabe poco sobre este virus. Todo lo que os cuento a continuación está extraído de fuentes oficiales. Puedes consultar la bibliografía al final. No olvides que se descubren cosas nuevas día a día y algunas de las recomendaciones o conocimiento sobre el tema podría cambiar:

  • Es una enfermedad nueva para la que aún no hemos desarrollado inmunidad de grupo. Tarde o temprano la mayor parte de la población la pasará. Sin embargo, es insostenible para un Sistema de Salud, que lo hagamos todos a la vez.
  • El 81% de las personas infectadas con COVID-19, desarrollarán una forma de enfermedad leve. Sus síntomas son: fiebre, fatiga, tos, mialgia, dolor de garganta, congestión nasal, dolor de cabeza. En ocasiones síntomas digestivos (diarrea y vómitos).
  • Cerca de un 14% pueden desarrollar una forma más grave que precise cuidados hospitalarios e incluso ingreso en la UCI (5%). La complicación más frecuente es la neumonía. La complicación grave es el SDRA, síndrome de dificultad respiratoria agudo. Los síntomas clave son disnea, falta de aire, y /o fiebre.
  • En algunos casos, puede resultar letal: en la población de mayor edad y la población con enfermedades de base como cardiopatías, enfermedades respiratorias, inmunosupresión o diabetes.
  • La duración media en el organismo es de en torno a 20 días. Según las evidencias actuales se calcula que el período de incubación es de 5 días (pudiendo manifestarse los síntomas entre 2 y 12 días desde la exposición). Esto quiere decir que la mitad de las personas comenzarán a manifestar síntomas en torno al 5º día de contacto con el virus, y el 98% lo habrán hecho hacia el día 12.
  • Se cree que se es más contagioso en el momento más agudo de síntomas. También hay portadores asintomáticos transmisores del virus. Transmiten la infección sin saberlo. Por eso, nos quedamos en casa.
  • Sobre duración de la infección: la media son 20 días, en la que se es contagioso. Se ha documentado un caso de 37 días de duración.
  • La enfermedad afecta principalmente a personas de entre 30 y 79 años, siendo muy poco frecuente entre los menores de 20 años1.

PREVENCIÓN

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad por COVID-19. La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Las medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias son:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas: #Quedateencasa
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Cuarentena en casa si tienes síntomas.
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego tirarlo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un producto común de limpieza de uso doméstico.
  • Seguir las recomendaciones sobre el uso de mascarillas:
    • Hasta ahora, no se recomendaba que las personas que no están enfermas utilizaran mascarillas. Sin embargo, empieza a ser una recomendación que las utilice todo el mundo. En especial de cara a la vuelta a la normalidad. Es una manera de proteger a los demás si estamos cursando de manera asintomática con la enfermedad.
    • Las personas que presentan síntomas del COVID-19 deberían usar mascarillas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a los demás. El uso de mascarillas es también esencial para los profesionales de Salud y las personas que cuidan de alguien en un entorno cerrado.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
    • Si no tenemos agua ni jabón, utilizaremos un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.

Transmisión: humano a humano. El virus se contagia con facilidad, a través de:

  • Vías respiratorias: principalmente por contacto directo con gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros).
  • Fómites (cualquier objeto carente de vida o sustancia que, si se contamina con algún patógeno viable, tal como bacterias, virus, hongos o parásitos, es capaz de transferir dicho patógeno de un individuo a otro).
  • Las manos contaminadas con estas secreciones seguido del contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos. El SARS-CoV-2 se ha detectado en secreciones nasofaríngeas, incluyendo la saliva1.
El periodicohttps://www.elperiodico.com/es/sanidad/20200311/coronavirus-todo-saber-7814261

Los casos se clasificarán del siguiente modo:

• Caso confirmado: caso que cumple criterio de laboratorio (PCR de screening positiva y PCR de confirmación en un gen alternativo al de screening también positiva). Se enviarán al CNM al menos las muestras de los pacientes confirmados con curso atípico de la enfermedad o de especial gravedad.

• Caso probable: caso cuyos resultados de laboratorio para SARS-CoV-2 no son concluyentes. Estos casos se enviarán al CNM para confirmación.

• Caso descartado: caso cuyos resultados de laboratorio para SARS-CoV-2 son negativos.

• Caso posible: caso con infección respiratoria aguda leve sin criterio para realizar test diagnóstico.

¿A quién se le hacen las pruebas?

En un escenario de transmisión comunitaria sostenida generalizada se debe realizar la detección de infección por SARS-CoV-2 en las siguientes situaciones:

  1. Persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda que se encuentre hospitalizada o que cumpla criterios de ingreso hospitalario.
  2. Persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de cualquier gravedad que pertenezca a alguno de los siguientes grupos: (a) personal sanitario y sociosanitario (b) otros servicios esenciales.
  3. Se podrá considerar la realización del test diagnóstico en personas especialmente vulnerables que presenten un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, tras una valoración clínica individualizada.
  4. Es posible que se empiece a estudiar la posibilidad de realizar tests masivos en el intento de volver a la normalidad. También a poblaciones como las mujeres embarazadas en proceso de parto.

Pacientes pediátricos

Parece ser que en niños los síntomas suelen ser más leves que en adultos. Principalmente presentarán tos y fiebre. Un estudio publicado en China con una muestra de 713 niños con COVID19 confirmado y 1412 con sospecha de infección por Covid19, concluyó que:

  • Más del 90% de los niños mostraron una infección asintomática, leve (infección respiratoria de las vías altas) o moderada (fiebre, neumonía)
  • el 5,9% fueron severos o críticos. En menores de un año, este porcentaje aumentó al 10,6% de los casos.

EMBARAZO

Según pasan los días se va documentando cada vez más el efecto del COVID19 durante el embarazo. Pero al ser un virus detectado por primera vez en diciembre de 2019, sigue sin haber evidencia suficiente aún sobe su comportamiento en mujeres embarazadas, sobretodo en primer y segundo trimestre.

Hasta la fecha, hay pocos casos documentados sobre la evolución de la infección durante el embarazo, parto y puerperio. No existe evidencia de que las mujeres embarazadas presenten síntomas diferentes o tengan mayor riesgo de enfermedad grave. De hecho, con el acúmulo de casos que va creciendo, la bibliografía parece ir cofirmando que el efecto sobre el embarazo es mucho más leve que los otros 2 tipos de virus con los que se está comparando (Mers-CoV y Sars-CoV-1).

No parece que las mujeres sean más susceptibles de contagio. No existen casos de muerte materna documentados. La muerte producida en Coruña el pasado mes de marzo, se debió a una complicación de una preeclampsia. Es posible que el coronavirus la haya hecho precipitarse, pero la preeclampsia sigue siendo causa de muerte materna antes del coronavirus.

Este nuevo coronavirus parece afectar más a hombres que a mujeres. El Ministerio de Sanidad en España, incluye a las mujeres embarazadas en el grupo de riesgo, por el principio de precaución.

En caso de manifestar síntomas, la mujer embarazada debe consultar. Cada Comunidad Autónoma en España ha habilitado un número de teléfono específico para ello que puedes consultar aquí:

➡️Se ha visto que el coronavirus causa enfermedad grave por una respuesta inflamatoria exagerada. Por eso síndromes metabólicos (estados inflamatorios crónicos) suelen cursar de manera más grave. Puede asociarse a problemas de coagulación.
➡️Condiciones preexistentes como preeclampsia son factor de riesgo en coexistencia con infección por coronavirus. El virus parece producir cambios en la coagulación que pueden empeorar el cuadro. Se ha empezado a administrar heparina en el postparto de mujeres COVID19 positivas por este motivo.

Existen casos documentados de parto prematuro en mujeres con COVID 19 positivo. Las causas parecen deberse bien a un manejo iatrogénico de la situación o en muchos casos, a una decisión médica por deterioro del estado materno, y no porque la infección en si misma provoque partos prematuros.

El COVID-19 durante el embarazo, se puede superponer a otras patologías preexistentes como preeclampsia o CIR, y por tanto el riesgo de un efecto adverso es también preexistente. Se debe valorar siempre los casos de riesgo de manera individualizada.

Efectos en el feto:

No hay datos que sugieran aumento de abortos en 1er y 2º Tr de embarazo3. Al no existir evidencia sobre transmisión vertical de la enfermedad, se considera muy poco probable que genere defectos congénitos o problemas en el desarrollo neonatal. De inicio, las guías se apoyaron en 2 estudios, con 18 mujeres. Una muestra muy pequeña. Recientemente se han ido publicando más estudios. Uno del 7 de marzo 2020, con una muestra de 41 mujeres que la mayoría de guías no han llegado a recoger en sus actualizaciones.

A fecha de 26 de marzo, se publica un estudio en la revista JAMA Pediatrics (Revista Americana de Medicina). Se identifican ANTICUERPOS en 6 recién nacidos de mujeres con coronavirus confirmado en China. Es una muestra pequeña. En los bebés, negativos todos al nacer en la prueba de coronavirus, se encontró IgG (anticuerpos específicos que pueden pasar por la placenta de la madre al bebé y aparecen unas 2 semanas después de iniciarse la infección). También se encontró IgM: anticuerpos de infección más aguda. Aparecen poco después del periodo de incubación.
Las IgG se sabe que cruzan la placenta. Sin embargo, las IgM en principio no pueden atravesar la placenta por su tamaño. De ahí, la duda de si el virus puede atravesar la placenta y esas IgM las haya producido el propio bebé de haber estado en contacto con el virus intraútero. Pero, se observaron anomalías en las placentas que podrían explicar la permeabilidad y ser las IgM de origen materno. Sugieren seguir investigando. Todos estos bebes dieron negativo al nacer. https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2763854…

Actualmente: no hay evidencia de transmisión vertical (embarazo y/o parto) en el 3er trimestre de embarazo. Las muestras tomadas hasta la fecha en casos documentados de líquido amniótico, sangre en el cordón, secreción vaginal, exudado nasofaríngeo del recién nacido o de leche materna, han dado todas y siempre, negativo5-6. Por ello, no hay motivo para contraindicar el pinzamiento fisiológico del cordón umbilical y privar de sus beneficios al recién nacido.

El estudio del 7 de marzo, 2020, publicado en PUBMED, nos dice:

Muestra :16 embarazadas con Covid19 confirmado (8 con patología previa), 25 con clínica de COVID19. TODAS las embarazadas pasaron formas leves de infeccion. Ninguna en UCI. Ningún bebé infectado.
➡️Clínicamente: hasta el 44% de las mujeres hicieron fiebre. En analíticas se observó leucocitosis con mayor frecuencia que en adultos sin embarazo.

Actuación ante la llegada de una embarazada a urgencias con sospecha de infección por SARS-CoV-2 1 , según la SEGO:

Dada la situación de incertidumbre sobre las características de la transmisión de este virus, la situación epidemiológica actual en nuestro país y el principio de precaución, las medidas recomendadas en este momento, que se irán revisando según se disponga de más información, son las siguientes:

  • El personal sanitario debe establecer de forma rápida si un paciente con infección respiratoria aguda (IRA) cumple los criterios de caso en investigación de SARS-CoV-2.
  • Las pacientes que se identifiquen como casos en investigación deberán separarse de otros pacientes, se les pondrá una mascarilla quirúrgica y serán conducidas de forma inmediata a una zona de aislamiento.
  • El personal que les acompañe hasta la zona de aislamiento llevará mascarilla quirúrgica y guantes. Si hay riesgo de contacto con fluidos además debe llevar bata y protección ocular.
  • Los casos en investigación deben ser aislados a la espera de los resultados de las pruebas diagnósticas. Si el cuadro clínico no lo precisa y se puede garantizar el aislamiento domiciliario, estas personas pueden permanecer en aislamiento en su domicilio, no siendo necesario un ingreso hospitalario. Debe tenerse en cuenta las semanas de embarazo y los potenciales riesgos para el feto:
    • Por debajo de las 24 semanas de embarazo se comprobará la viabilidad fetal y se seguirá el mismo procedimiento que para los demás pacientes.
    • Por encima de las 24 semanas se comprobará el bienestar fetal y la paciente permanecerá en observación hasta el resultado de las pruebas diagnósticas. El control del bienestar fetal se realizará mediante ecografía y/o RCTG en función de las semanas de embarazo.
    • Los casos probables y confirmados se ingresarán en un hospital en aislamiento de contacto y por gotas.
    • La vía del parto debe individualizarse según el cuadro clínico y la decisión de la mujer. La cesárea solo está recomendada en casos clínicamente justificados.

PUNTOS POLÉMICOS Continua:

PARTO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

RECIÉN NACIDO Y LACTANCIA MATERNA EN TIEMPO DE CORONAVIRUS

Tenéis en este link los documentos actualizados y aquí abajo

  1. Recomendaciones para la prevención de la infección y el control de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la paciente obstétrica. SEGO, Marzo 2020
  2. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf
  3. https://www.rcog.org.uk/globalassets/documents/guidelines/coronavirus-covid-19-infection-in-pregnancy-v2-20-03-13.pdf
  4. Shaoshuai Wang, Lili Guo, Ling Chen, Weiyong Liu, Yong Cao, Jingyi Zhang, Ling Feng, A case report of neonatal COVID-19 infection in China, Clinical Infectious Diseases, ciaa225, https://doi.org/10.1093/cid/ciaa225
  5. Chen S, Huang B, Luo DJ, et al. Pregnant women with new coronavirus infection: a clinical characteristics and placental pathological analysis of three cases. Zhonghua Bing Li Xue Za Zhi 2020;49(0):E005-E05. doi: 10.3760/cma.j.cn112151-20200225-00138
  6. Chen H, Guo J, Wang C, et al. Clinical characteristics and intrauterine vertical transmission potential of COVID-19 infection in nine pregnant women: a retrospective review of medical records. Lancet 2020 doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30360-3 3 3.
  7. Liu H, Liu F, Li J, Zhang T, Wang D, Lan W. Clinical and CT Imaging Features of the COVID-19 Pneumonia: Focus on Pregnant Women and Children [published online ahead of print, 2020 Mar 11]. J Infect. 2020;S0163-4453(20)30118-3. doi:10.1016/j.jinf.2020.03.007
  8. https://www.who.int/publications-detail/clinical-management-of-severe-acute-respiratory-infection-when-novel-coronavirus-(ncov)-infection-is-suspected?fbclid=IwAR3k_i2tXS7O5VaqV7BHtckqllXCI6vHtN4Hg-fXSYKtLcY1T7Wi1WOvysE
  9. http://aelama.org/wp-content/uploads/2020/03/Lactancia-y-coronavirus-2020.pdf
  10. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/inpatient-obstetric-healthcare-guidance.html
  11. https://www.aeped.es/sites/default/files/recomendaciones_seneo_sars-cov-2version_3.1.pdf

2 Comments

  • Dulce

    Yo fui al hospital La Fe de Valencia el 19 de marzo estando de 26 semanas de gestación, con fiebre, tos, congestión nasal y dolor de articulaciones, y tras valorarme, el doctor me anotó como posible caso y me envió a casa con paracetamol. Me dijo que no me haría la prueba pues sólo eran para ancianos y con patologías previas y que estar embarazada no era una enfermedad.
    Le pregunté si no podían hacerme una ecografía y me dijo que no, que según los estudios no había transmisión vertical.
    3 semanas después a través de mi médica de cabecera he conseguido que me hagan la prueba, y me sale que efectivamente tengo anticuerpos de Covid, estoy esperando aún una ecografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: