Embarazo,  Parto

Mi bebé está de nalgas (*2)

En esta segunda entrada, os cuento lo que podemos hacer por nuestra parte para darle ese espacio del que os hablaba en la primera parte “Mi bebé está de nalgas”, por si nuestro bebé quiere aprovecharlo. Te recomiendo leer la primera parte para una visión más global.

El motivo principal por el que decidí escribir esta entrada, es porque recibo con bastante frecuencia mensajes privados de mujeres en la semana entre 35 y 37, VCE programada y bebé de nalgas. Me encantaría tener tiempo para contaros una a una, pero me es imposible. Si las mujeres hablan inglés sin duda las remito a la web de Spinning Babies directamente. Así que he pensado en tener un link disponible a mano para poder enviar. Tanto para mujeres en esta situación como para matronas de consulta en Atención Primaria u hospitales.

No puedo dejar de hace hincapié en que prestéis atención a las contraindicaciones que nombro en algunos puntos. No puedo hacerme responsable de posibles eventos que coincidan con la realización de estas técnicas, porque la manera más adecuada de abordar siempre, es en consulta personal presencial.

Recordad que además de estas técnicas, es importante tratar los dolores del embarazo que como os contaba en este post de Instagram, @comadronaenlaola, NO DEBERÍAMOS normalizar. Y, realizar actividad física enfocada a restablecer el equilibrio corporal…nuestro estado fisiológico.

Trabajar el psoas durante el embarazo

1. Liberación lateral

Posición mahometana

Rebozo en la cadera en esta posición

1. Rebozo: Puede hacerse a diario. Empieza siempre muy suavemente. Termina muy suavemente. En España cada vez hay más matronas formadas en técnicas de rebozo. Es recomendable que alguien te lo pueda enseñar en vivo.

Para todas estas técnicas necesitarás un ayudante. Tu ayudante está de pie a la altura de tus caderas y sujeta los extremos del rebozo. Se asegura de repartir y tensar por igual el rebozo a ambos lados. El fular recoge todo el abdomen, desde arriba, hasta la cadera. Debe estar bien tensado, como cuando porteamos con un fular tejido. Una vez que está bien adaptado al abdomen, MUY suavemente, tu ayudante eleva el rebozo y te libera del peso del abdomen. OJO: la elevación es mínima pero tu notas que llevan el peso del bebé por ti. No son más de 1-2 cm. Debe mantener esta tensión. Debe resultar cómodo y agradable. Puedes esperar sensación de alivio en este punto. La técnica consiste en realizar círculos desde las manos que sujetan el rebozo, muy pequeños que imitan las ruedas de un tren. Comienzan despacio y aumentan la velocidad muy levemente. No son círculos más grandes, solo ligeramente más rápidos. El abdomen debe sentir una balanceo suave. Respira libremente y despacio. Deja que tu abdomen cuelgue en la hamaca que te hace el fular. Ajusta el movimiento o la presión para que sea lo más placentero posible. SIEMPRE es un movimiento suave y pequeño. NO vamos a girar al bebé. No pretendemos girar al bebé. Esta técnica busca RELAJAR el ligamento ancho del útero y los ligamentos redondos. Cuando el ligamento ancho está tenso, las mujeres refieren molestias e incluso dolor, cuando su bebé se mueve.

Tras 3-5 minutos, tu ayudante puede bajar el ritmo poco a poco hasta detenerse. La liberación del peso del abdomen debe realizarse MUY despacio.

En este video van paso por paso, de manera adecuada: https://www.youtube.com/watch?v=pPHiQQFiteA

Advertencia: JAMÁS debe utilizarse esta técnica cuando hay cualquier tipo de sangrado o contracciones pretérmino. Insisto en que la elevación del abdomen es pequeña, y el movimiento circular de las manos suave y pequeño. Es un tamizaje leve. Es lenguaje para la fascia, no el músculo.

2.Liberación lateral. La utilizo ampliamente intraparto. Va fenomenal para las posiciones en posterior. Por supuesto, para una posición posterior además necesitamos evitar estar tumbadas boca arriba (bueno, esto creo que siempre), utilizar cuadrupedia… Os lo cuento otro día.

Esta técnica, estira y libera los músculos y ligamentos posteriores de la pelvis y del suelo pélvico. La liberación permite apertura de la pelvis. En especial del espacio superior y medio.

Empieza por cualquier lado, pero realiza AMBOS lados. SIEMPRE. Elige una superficie firme como un sillón o una cama (lo ideal es una mesa de masaje). Tu cabeza apoya sobre una almohada o cojín para estar alineada con tu columna. Agárrate a una silla para que tu hombro superior se mantenga alineado con el de debajo también.

Tu ayudante está de pie en frente tuyo para darte seguridad. Debe asegurarse de que tus hombros y la cadera están perfectamente alineados. Tu ayudante curva ambas palmas de sus manos en torno al borde de tu cadera superior y sujeta la cadera todo el ejercicio firmemente porque tu tendencia es a echar la cadera hacia delante. Si no te sujetan bien tu sensación es que te caes. Es fundamental sentirte sujeta para mantener la cadera en su posición.

Lo primero es la alineación

Una vez en posición estable, asegúrate de que tu cadera está a 5 cm del borde de la superficie que has escogido. En el  tercer trimestre es normal que tu abdomen salga fuera del sillón.

Estira la pierna de debajo. Flexiona los dedos. Ahora, levanta la pierna de arriba pasando por encima del muslo de debajo y suavemente déjala colgar por fuera. La pierna que cuelga está relajada con la rodilla doblada. Espera entre 3-10 minutos o hasta que notes que la pierna cuelga un poco más. Repite en el otro lado. No permitas que la cadera de arriba se venga hacia delante.

Os dejo este video de Gail, no es de alta calidad pero es siempre más fácil si lo podéis ver. La alineación y posición correcta lo es todo.

2. Mahometana con rodillas abiertas

El bebé puede desencajarse de la pelvis. Además, si existe una torsión en el cérvix contribuye a deshacerla permitiendo al bebé en posición inestable más posibilidad de encajarse. Pero especialmente, los ligamentos utero-sacros del útero, situados en la parte posterior -inferior del útero e insertados en el sacro, tienen posibilidad de estirarse, liberarse, alinearse. El ángulo de esta posición no es el mismo que la posición mahometana. En la posición mahometana, el bebé apenas tiene espacio para salir de la pelvis y los ligamentos úteroscarales no se benefician del estiramiento.

Voltereta hacia atrás con piernas estiradas.
Bebé de nalgas con Gail Tully:IHD y tabla inclinada

4. Tabla inclinada. En casa es posible en la tabla de planchar. OJO: asegúrate de que está estable y no te vas a resbalar o caer. Utiliza cojines o lo que consideres necesario. Esta posición permite al bebé desencajarse para luego poder girar. Además, invita al bebé a flexionar la barbilla, lo que le permitiría girar más fácilmente hacia abajo como un péndulo. Gail Tully recomienda permanecer en la posición unos 15 minutos y realizar 2-3 veces al día. Por favor individualizad. Nunca forcéis nada y haced las cosas según os permite vuestro cuerpo. Cualquier mareo es motivo para dejar de hacer las posiciones.  Os dejo el video de la web de Spinning Babies. En el Gail explica la inversión hacia delante y la tabla inclinada:

https://vimeo.com/ondemand/spbparentclass/201326924

Además de todo esto, te animo a realizar estiramientos del psoas, a través de ejercicios de yoga, pilates, aipap, GDS…Tu fisoterapeuta especializado de referencia puede ayudarte de la manera más apropiada. También tu profesor@ de yoga especializada en embarazo. El psoas juega un papel importante también en la posición del bebé.

Si llegas a la VCE sin que se haya girado, puedes repetir la secuencia completa el día antes para llegar a la cita con la mayor relajación física posible, y el bebé lo más desencajado posible.

La moxibustión y acupuntura en este punto suman y se benefician del trabajo corporal. La moxibustion provoca actividad y movimiento en el bebé, por lo que es más probable que se gire si le hemos preparado el espacio. Puedes aprender a realizarla con un profesional formado y luego realizarla por ti misma en casa.

El resto de técnicas conocidas, trucos de siempre, también serán más eficaces cuando preparamos el espacio al bebé. Poner frío en la zona de las costillas, música o hablar en la zona del pubis.

A pesar de poner todo de tu parte, puede que tu bebé no se gire. Y sabes, si no se gira, necesita estar posicionado así.

 

2 Comments

  • Sonia

    Preciosa entrada, ambas la 1 y la 2, y muy útiles. Me encantaría poder leer una tercera enfocada en el “y si no se girá?”…

    Soy defensorá del parto natural, tengo a una fantástica doula a mi lado y por suerte en el país donde vivo tienen mucha experiecia en VCE y parto de nalgas y aún así, está semana acabé strapada en el túnel de la cesarea programada.
    Se que he hecho todo lo que he podido, desde spinning babies, moxas, osteopata… pero también se que esto no es lo que quería, y tengo 10 días para aceptarlo.

    A veces es demasiado fácil pasar el embarazo leyendo a Ina may y Odent y aprender todas las desventajas de una cesarea y demasiado dificil asumir lo que viene y lidiar con la frustración y la perdida del “parto que no sentiré”.

    Gracias de nuevo por toda0s tus publicaciones y el trabajo realizado!

    • nazadmin

      Siento mucho tu sentir. Acompaño a mujeres que tienen que hacer este duelo a menudo. El problema con la lucha necesaria absolutamente del parto fisiológico porque venimos y estamos en una era de atención al parto negligente en demasiados escenarios, es que parece que todas las mujeres vana a tener un parto “x” si hacen lo que dicen todos esos gurús. Y no es así. Hay partos que no van. Sin intervenciones. Sin epidural. Hay cesareas necesarias. Instrumentales bien indicados y bien hechos. Yo hace tiempo que me di cuenta de que nos hemos ido a un extremo y muchas mujeres se llevan una desilusión muy profunda, a veces emocionalmente difícil de superar, porque hicieron todo lo que dice Odent y su parto acabó en cesárea. La fisiología debemos protegerla y fomentarla siempre. Seguiremos luchando porque nos devuelvan nuestros partos, porque se actualice la evidencia. Pero la medicina está para cuando algo no va bien. Y no somos menos nunca. Disminuir las cesáreas es una prioridad porque su abuso se ha convertido en un peligro, una tendencia, mala praxis. Pero la cesárea bien hecha, bien indicada, es un lujo. Protege el vínculo con tu bebé. Bajemos a esos gurús del pedestal. Yo ya no tengo a nadie ahi arriba. Aprendo de todos, cojo aquí y allá, pero busco el equilibrio que me pide el día a dia, acompañando deseos DIVERSOS. Parto con epidural, sin epidural. Cada mujer merece una experiencia propia, con sus decisiones sin juicio. Hay profesionales que solo hablan y hablan de parto natural, de parir sin epidural, y se dirigen a un sector de la población pequeño. Yo prefiero abrirme a toda la población de mujeres, diversas, únicas cada una con su bebé. Odent no lo sabe todo. Ni Ina May. Tu hijo va a nacer una vez. De la manera que sea, es un momento sagrado como lo será la crianza, piel con piel. Tu bebé necesita estar como necesita estar. Acompáñale.Te mando un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: