Parto en tiempos de Coronavirus

Actualizado 6/04/2020

Parto en embarazada sana SIN sospecha ni síntomas de infección, recomendaciones:

Dada la situación actual en toda España, los servicios de maternidad deben tener cada uno elaborado el circuito de entrada al hospital que menos exponga a las mujeres a la cercanía a las urgencias generales para el resto de la población. Se está pidiendo colaboración a la ciudadanía. Esto es cosa de TODOS.

Al ingreso para el parto, se realizará la prueba PCR para detección de SARS-CoV-2 a todas las mujeres. En algunos hospitales se realiza también a los acompañantes. Se realizará el día anterior si hay una inducción de parto o cesárea programada. Los resultados tardan en torno a 6 horas, variando en cada centro enormemente. Mientras tanto, se actúa como si fuese un caso posible/sospecha.

Tanto la mujer embarazada como su acompañante, deberán llevar mascarilla al acudir al hospital. Genera mucha controversia su uso en el proceso de pujos, expulsivo. Es comprensible. Las indicaciones que tenemos es que se debe llevar puesta, pero gran parte del personal es muy flexible, entendemos lo complicado que es, y a la vez el personal sanitario también debe ser protegido de contagio. Si la PCR no ha salido en ese tiempo nos tenemos que poner un EPI para asistir el parto por lo que disminuye el riesgo de contagio. Con una PCR negativa, puedes preguntar a tu matrona si te la puedes quitar para los pujos o el resto del parto…normalmente no os pondrán problema. Pero también es quedáis más expuestas vosotras aunque el personal sanitario la lleve.

¿Puede pasar la pareja?

A fecha de 28/07/2020, no hay indicaciones ni justificación para no pasar acompañadas al proceso de parto. La única excepción seria una pareja sintomática o con PCR positiva confirmada, en cuyo caso debería permanecer en su domicilio en cuarentena, como cualquier ciudadano, para evitar contagiar a los demás.

  • Se pedirá a las parejas no salir y entrar de la dilatación o minimizarlo lo máximo posible. Intentad llevar comida par vuestra pareja ya que pocos hospitales han previsto esto y un parto puede durar muchas horas.
  • Lavarse las manos con frecuencia.

Siempre, ha sido una buena recomendación quedarte en casa hasta la fase de parto activa, no solo ahora. Contracciones regulares e intensas, cada 4 minutos o menos, con 1 minuto de duración. Dilatación de 4-5 cm. Es la mejor manera de reducir intervenciones en tu parto y la estancia en el paritorio. Algunos paritorios tienen teléfono de contacto directo. Es buena idea llamar antes de ir para pedir consejo sobre evolución del parto. Si tienes contracciones muy dolorosas durante noches y no te pones de parto, trabaja la posición de tu bebé.

En mi IGTV ,@comadronaenlaola, os he dejado algunos videos sobre el proceso de parto que quizás os puedan ayudar en el proceso.

Los protocolos de atención al parto normal NO deben verse modificados por la actual situación respecto a la COVID-19 en mujeres pcr negativo. Aunque haya medidas de prevención como no estar en zonas de paso o un solo acompañante sin intercambio. Con la situación que ha llegado, debemos hacer todos el esfuerzo de proteger la normalidad, sin comprometer la seguridad de nadie.

Se puede solicitar alta precoz tras el parto (a las 24 horas) si madre y bebé están bien, para evitar la exposición en el hospital. Se cita habitualmente a las 48 horas para realizar las pruebas del talón. No todos los hospitales lo hacen. Por norma se ha vuelto al alta a las 48 horas (parto vaginal) y 72 horas (cesárea).

Cuida mucho tu sistema inmune. Evita el azúcar de cualquier tipo (es proinflamatorio), aumentar el consumo de proteínas de alto valor biológico (origen animal, carne, pescado, huevos). Toma el sol si te es posible en la ventana o el balcón. Si tus niveles de VitD son bajos, es conveniente suplementar con vit D-3 en forma de gotas. Muchas estamos en niveles bajos. Si tenéis analítica estas semanas, pedid la prueba 25-hidroxivitamina D con la excusa del aislamiento. Debería hacerse de manera universal.

No te dejes llevar por el miedo y el pánico. Sigue las medidas de prevención sin ansiedad. No atiendas a medios de comunicación alarmistas. En los paritorios estamos trabajando con toda normalidad. Los medios de comunicación, JAMÁS se han documentado bien para embarazo, parto, postparto o lactancia. Ahora tampoco.

Parto en caso de COVID19 CONFIRMADO o sospecha clínica

La vía del parto debe individualizarse según el cuadro clínico y la decisión de la mujer. La cesárea solo está recomendada en casos clínicamente justificados. No es cierto, y no debe hacerse una cesárea solo por dar positivo. Un estudio realizado en España y publicado en JAMA el 8 de Junio, Martínez-Pérez et al. 2020, sugiere que muchas de las complicaciones manifestadas en estudios de China podrían tener relación con la alta tasa de cesáreas en mujeres con Covid-19 positivo, y no con la infección en si misma.

  • El uso de óxido nitroso debería realizarse con filtro microbiológico individual, y permitirse en mujeres con PCR negativa.
  • El uso de bañera para parto en el agua en mujeres con PCR negativa debería ofrecerse sin restricción.

Qué dice el Ministerio de Sanidad:

  • La vía y momento del parto deben ser evaluados de forma individual y multidisciplinar. La decisión de realizar un parto por vía vaginal o de una cesárea debe ser evaluada teniendo en cuenta el criterio obstétrico. El personal que asiste al parto deberá llevar el equipo de protección adecuado al riesgo de exposición.
  • Deberá valorarse con precaución la finalización del embarazo por diagnóstico de preeclampsia, ya que en los casos graves de COVID-19, la clínica de la propia infección puede simular una preeclampsia: hipertensión arterial, elevación de transaminasas, plaquetopenia e incremento de LDH.
  • En los casos graves, la finalización del embarazo debe considerarse en función del estado clínico de la madre, las semanas de embarazo y de acuerdo con el equipo de neonatología. La decisión debe ser multidisciplinar.
  • Dada la tasa de compromiso fetal reportada en la serie de casos chinos, la recomendación actual es la monitorización electrónica continua del feto en el trabajo de parto, al menos en casos sintomáticos. La guía británica lo aconseja en esos casos. Esta recomendación puede verse modificada a medida que haya más evidencia disponible.
  • Dado que no existen evidencias de transmisión vertical se recomienda mantener las medidas habituales de cuidado neonatal óptimo: clampaje tardío del cordón, contacto piel con piel inmediato y animar a la primera toma de pecho en la primera hora.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 032118_LS_umbilical-pt1_main.jpg
Pinzamiento óptimo: cordón colapsado y blanco
  • No existe evidencia en la contraindicación de uso de analgesia epidural. Se recomienda su uso en cuadros con sintomatología presente, para evitar el uso de anestesia general en caso de complicaciones (deterioro del estado materno).
  • El uso de óxido nitroso debería realizarse con filtro microbiológico individual, y permitirse en mujeres con PCR negativa.
  • El uso de bañera para parto en el agua en mujeres con PCR negativa debería ofrecerse sin restricción.
  • En caso de mujeres positivas, las guías británicas desaconsejan su uso por la falta de evidencia sobre su transmisión en heces al agua.
  • Existe evidencia de hipercoagulabilidad en el embarazo y en pacientes COVID-19. Se sugiere la aplicación de las guías y recomendaciones de anticoagulación en gestantes COVID-19.

Las medidas de higiene deben mantenerse en el postparto igualmente. La higiene hay que seguir extremándola. No se permiten visitas en el hospital y es buena idea seguir limitándolas en casa. Estos meses estamos viendo en las plantas de maternidad, mujeres mucho más tranquilas, descansadas y lactancias que fluyen mejor. Objetivamente.

Manejo del recién nacido y lactancia materna, continua aquí.