¿Preparación al parto?

El pasado 27 y 28 de Octubre decidí retomar de manera privada los cursos de preparación al parto en grupo. Puntualmente cuando alguien me lo pide, acudo a domicilio para tratar temas de cara al embarazo, el parto y el postparto de manera particular. Una preparación al parto individual y personalizada de la que disfrutamos mucho. A la vez, los grupos permiten otro tipo de dinámicas y se genera un ambiente muy especial. Las parejas comparten sus vivencias, sus sentimientos, sus preocupaciones, sus experiencias. Lo más enriquecedor de los grupos, son cada una de las personas que participan en el. Actualmente trabajo en hospital y asisto algún parto en casa. Echaba mucho de menos los grupos y ese compartir antes del parto.

Pienso y siento que las mujeres estamos diseñadas a la perfección y preparadas para dar a luz sin ningún tipo de preparación, ni información. La mayoría de mujeres se pondrían de parto solas, y parirían sin más a un bebé sano. Entonces ¿preparación al parto? No es una contradicción…

Por un lado, el seguimiento del embarazo está bastante medicalizado, y deja poco espacio a la individualización de cada proceso. La fisiología no se fomenta lo suficiente, y da la sensación de que las mujeres embarazadas están todas enfermas. Y aún las que presentan algún tipo de patología, podrían beneficiarse de un seguimiento más personal, que potencie la salud del proceso en la medida de lo posible.

Por otro lado, la atención al parto aún dista mucho de estar basada en evidencia en muchos paritorios. Los tiempos y la secuencia de actuación no son los amparados por la evidencia científica, las recomendaciones del Ministerio de Sanidad en la Estrategia de Atención al Parto Normal, o las últimas recomendaciones de  2018 de la OMS  que os resumí aquí. Eso condiciona enormemente el desarrollo y el resultado de nuestros procesos de parto. Tanto a nivel físico, como emocional.

Por último, no deja de ser cierto que nuestro estilo de vida no es, hoy por hoy y por norma general, el más saludable. No hablo sólo de alimentación, sino del hecho de pasarnos horas y horas sentadas en frente de un ordenador, o en el coche. Nuestra pelvis y sus articulaciones y ligamentos, tan importante en el parto, nuestra musculatura, los ligamentos del útero….etc, no siempre están equilibrados, elásticos, flexibles…podemos trabajar en ello a la vez que nos regalamos un ratito para nosotras mismas.

Además, desde un punto de vista cultural y social, el parto se nos ha presentado casi siempre como un acontecimiento terrible, un trámite que hay que pasar. El miedo al dolor y a lo desconocido condiciona de antemano nuestras expectativas hacia el mismo. La mayoría de mujeres ya no presenciamos ningún parto antes del nuestro, ni convivimos lo suficientemente cerca de otras parejas como para aprender por observación sobre lactancia materna o el cuidado de los recién nacidos y los bebés.

Conocer nuestro cuerpo, conocer nuestro proceso de embarazo y parto. Qué esperar del postparto. Cómo funciona la lactancia. Recuperar el conocimiento que nunca debimos perder y que no es exclusivo del personal sanitario. Nuestro embarazo, nuestro parto. De manera que el seguimiento del embarazo y las pruebas médicas, analíticas y ecografías, nos dan lo mejor de la medicina, anticipar posibles complicaciones e intervención cuando es necesaria, pero a la vez, podamos disfrutar sin tanto miedo ni desconocimiento 9 meses de gestar vida dentro, el parto como un acontecimiento extraordinario y si, poderoso, y preparar el postparto y la lactancia con herramientas y recursos, sentido común y autonomía.

En todo esto baso mis talleres de preparación al parto. En devolver a las mujeres el conocimiento hasta donde alcanzo, de un proceso fisiológico como el embarazo y el parto.  Hablamos sobre la fisiología y los cambios en el cuerpo de la mujer gestante. Hacemos un repaso a los factores nutricionales más importantes por el requerimiento aumentado de nutrientes durante la gestación del bebé. La importancia de las proteínas y las calorías adecuadas en la prevención  de la preeclampsia. Un abordaje con comida de verdad para la diabetes gestacional (y no dietas con galletas maría y lácteos desnatados). Hablamos sobre la biomecánica del parto.

Las hormonas, directoras de orquesta de todo el proceso. Oxitocina, betaendorfinas, adrenalina  y prolactina principalmente. Atravesamos el parto, desde el inicio hasta el final. Recursos para manejo del dolor. Posibilidad de parto sin epidural y con epidural. Disminuir en lo posible los efectos adversos de la epidural. Herramientas para el acompañante de la mujer de parto. Saber estar y acompañar sabiendo que lo que sucede es fisiología. Seguimos con un taller de parto activo para experimentar con el masaje, técnicas de rebozo, posiciones, balanceo, fitball y otros recursos durante el parto.

Visualizamos y nos relajamos para integrar tantas cosas. También hay lugar para las complicaciones fortuitas en el parto y las intervenciones necesarias que salvan vidas. Llega el bebé, y con el/ella una nueva familia…por qué el piel con piel no es solo una moda bonita, sino el lugar donde la naturaleza pone en marcha un montón de mecanismos para la adaptación del bebé y la madre. Postparto y necesidades de la madre y el recién nacido. Cuidados, descanso….la importancia de los grupos. Localizar grupos cerca de nuestra casa, en nuestro barrio o centro de salud. Compañía en el postparto. Otras mujeres, parejas  y otros bebés y niños. Qué sentimientos son normales y cuándo dejan de serlo. Lactancia materna, recuperar la transmisión de la misma entre mujeres como un aprendizaje social. Y mientras, compartir, escuchar, aprender de los demás. La maravilla de los grupos.

Y para escépticos, todo basado en evidencia científica y en las mejores prácticas clínicas. Porque no es casualidad ni coincidencia que la evidencia, nos de la razón: cuanto menos se perturban los partos y se potencia la salud, menos complicaciones, menos intervenciones necesarias y más partos de los que nace un bebé sano y una mujer poderosa, que se come el mundo. No es para menos. Gestar vida, dar vida.

La primera edición resultó en un grupo maravilloso de 10 parejas con mucho que aportar. Fue intenso, divertido, enriquecedor. Algún bebé va llegando ya y se me caen las lágrimas de recibir el relato del parto. No pude hacer fotos, se me pasó, las de este post son de internet, algunas de la pagina de Active Birth, auténtica inspiración.

Si te animas, te espero en Enero 💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *