Sobre mi

 

Soy mujer, madre de tres niños, 2 de ellos nacidos en casa. Me siento matrona en corazón, cuerpo y alma. Cuando tenía 4 años, mi madre decidió tener a mi hermana pequeña en casa. Nos permitieron estar, y vivirlo como un evento familiar, cotidiano y tremendamente extraordinario a la vez. Aquello me marcó, y despertó con fuerza cuando me quedé embarazada de mi hija mayor. Sentí que deseaba ser matrona, acompañar a otras mujeres en su maternidad, desde el respeto a cada proceso único y potenciando la conexión de la mujer con su cuerpo y su bebé.

Siento ilusión, admiración, respeto, sorpresa y mucha emoción cada día trabajando en equipo al lado de la mujer y su familia, en los procesos de embarazo y parto, auténticos milagros de la vida. Acompañar el nacimiento y con él, la esperanza cada día en el ser humano. Como mujer no puedo sino trabajar por y para las mujeres, agradeciendo profundamente cada nueva oportunidad.

La asistencia a los procesos reproductivos de la mujer en nuestro país tiene habitualmente un enfoque sanitario-paternalista, de medicina defensiva. Las mujeres y nuestros hijos necesitamos que se respeten nuestros cuerpos, nuestros procesos. Desde la menarquia hasta la menopausia, nuestro ciclo de vida. Parto y embarazo son procesos fisiológicos que necesitan de la propia mujer, su bebé, y un espacio donde la mujer se sienta segura, acompañada y sostenida ♥. Cuando la intervención es necesaria y las cosas no salen como deseábamos, es bienvenida de manera informada, consensuada y aplicada desde el respeto y la necesidad. Como matrona mi trabajo es estar, siempre estar. Aportar información y con ella la posibilidad de elección. En los partos que fluyen y son un disfrute y en los que se desvían de la fisiología.

Me gusta cuestionar y cuestionarme, investigar y absorber, observando desde lo técnico, a lo emocional, lo gestual y lo sutil. En mi propia práctica diaria y en otros compañeros que me enseñan, lo que quiero y lo que no quiero. Me mantengo siempre activa realizando cursos, en constante aprendizaje e intercambio de conocimientos, lecturas infinitas, estudio y humildad. Pero sobretodo,  aprendo de cada mujer con la que me cruzo.20140719_151042

Me siento afortunada de poder trabajar colaborando junto a un equipo de matronas a las que admiro y aprecio profundamente,  Ilitia Mujer y Maternidad  ♥. GRACIAS por ser la residencia paralela durante 20 meses que siempre deseé. Siento que la vida te trae cada cosa en el momento y el lugar exacto, y no puedo sino sentirme agradecida y feliz.  ¡Gracias!

Desde este rincón, mucha emoción, reflexiones, inquietudes, desahogo, revisiones y sobretodo, esperanza!!!