Nuevas Guías de Cuidados Intraparto de la OMS para 2018

ECIC17-798X290Se está celebrando en Estocolmo entre los días 25 a 27 de mayo 2017, el 3er Congreso Europeo de Cuidados Intraparto: haciendo  parto y nacimiento más seguro. ECIC 2017. Para seguir el congreso, puedes bajarte la APP: MCA EVENTS y escoger el evento ECIC 2017.

Este congreso, que se celebra cada 2 años, está organizado por la Asociación Europea de Medicina Perinatal, y la Asociación Europea de Matronas.37175250305300 El congreso se enfoca en prácticas basadas en evidencia y busca la promoción de la excelencia en todos los aspectos que rodean la asistencia al parto. Contempla la visión de un parto seguro y respetado, el trabajo en equipo en los centros asistenciales y en facilitar una experiencia positiva de parto y nacimiento a todas las mujeres.

Gracias a la tecnología, he podido escuchar esta noche una de las intervenciones, de mano del Dr A. Metin Gülmezoglu, ginecólogo y obstetra que ocupa el puesto de Coordinador del equipo de Salud Materna y Neonatal en la OMS. Su intervención se titulaba “Las nuevas guías de la OMS para cuidados intraparto”. Esta previsto que estas guías revisadas se terminen a finales de 2017 y se publiquen en 2018. Es positiva la revisión constante que se está haciendo, la intención de seguir mejorando y subsanando errores. El uso que se hace o no después por los organismos sanitarios de las recomendaciones es otra cosa, pero ahí queda.

La OMS se ha ido retractando en sus guías, ha estado equivocada en muchos puntos como vamos a ver y ellos mismos reconocen, pero actualmente, parecen estar teniendo en cuenta aspectos más amplios en lo que rodea el parto y el nacimiento. A continuación las ideas generales de lo expuesto en la conferencia.

-La revisión de las guías es necesaria ya que existen numerosos asuntos sin resolver en cuidados intraparto y nacimiento:

  • Mortalidad y morbilidad materna en países con un nivel de renta bajo/medio.
  • Experiencias muy insatisfactorias de parto y nacimiento en relación a los cuidados recibidos: niveles altos de un mal trato hacia mujeres durante el parto, en distintos escenarios y a distintos niveles.
  • Problemas mayores con la sobremedicalización del parto: aumento y alta tasa de cesáreas en todo el mundo; altas tasas de aceleración del parto con oxitocina sintética; alta tasa de uso de antibióticos intraparto en partos normales; altas tasas de episiotomías; uso no justificado de monitorización fetal continua en partos normales.
  • Uso de prácticas no eficaces y potencialmente dañinas como: administración rutinaria de sueros; procedimientos rutinarios como enema o rasurado; uso no justificado de la posición de litotomía; restricción de bebida y comida en mujeres de bajo riesgo; procesos de parto en los que a la mujer no se le permite estar acompañada.

whoEn el año 2015, la OMS, diseñó un marco de trabajo sobre calidad de cuidados intraparto.  Se diseñó, porque cada vez en más lugares los partos se trasladaban a hospitales o similares. (Esto es algo que en Occidente vemos normal, pero en países pobres es algo relativamente nuevo en algunas zonas.) La OMS observó, que al ser trasladados a los hospitales, la calidad de los cuidados se volvía más pobre.

La calidad de cuidados se alcanza cuando la práctica clínica y los cuidados que se ofrecen están basados en evidencia para cuidados de rutina y manejo de complicaciones. Pero al mismo nivel de importancia, la OMS sitúa la experiencia con el cuidado recibido. De manera que la comunicación efectiva, el respeto y la protección de la diginidad, así como el apoyo emocional durante el proceso, deben formar parte de los cuidados de calidad.

Un estudio realizado en Reino Unido resumía así lo que las mujeres quieren y esperan de los cuidados que reciben durante el proceso de parto: una experiencia de parto y nacimiento positiva sobretodo. Manifiestan desear:

  • Partos no medicalizados.
  • Mantener el control: conservar la autoestima y la autonomía.
  • Apoyo continuo.
  • Profesionales sensibles, amables y competentes.
  • Ser atendidos por una misma persona durante el proceso.
  • Un ambiente seguro y de apoyo.
  • Una madre y un bebé sanos.
  • Una transición positiva a la maternidad.

14229111624_1f49a4804b_bLa comunicación efectiva y el apoyo son una demanda importante y no se le ha prestado la suficiente, o la debida atención.

En las primeras guías, la OMS, siguiendo modelos de patrones de parto, apoyaba el uso de la curva de Friedmann, que definía el parto normal como aquel en el que la dilatación debe avanzar al menos 1 cm/ 1 hora, y se entiende el proceso de parto activo a partir de 3 cm de dilatación. Números. Esta visión siguió siendo desarrollada y validada posteriormente. De manera que en  1973 en Dublin, Odriscoll y su equipo, decretaron que todas las mujeres debían parir en 12 horas, teniendo en cuenta la curva de Friedmann. Bautizaron el manejo activo del parto y diseñaron un paquete de intervenciones que se pondría en marcha siempre que la dilatación no avanzase al menos a 1 cm cada hora.

En base a todo ello, la OMS diseñó unos partogramas como guías. Estos fueron modificados a lo largo de los años, desde 1987 donde se utilizaba la regla de los 3 cm como parto activo y la regla del 1cm de dilatación cada hora. En el año 2000 se modifica el parto activo a 4 cm. Y eso ha venido manteniéndose. Hasta ahora.

Recientemente, la ACOG (Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras), ha querido hablar de una fase activa de parto a partir de 6 cm de dilatación, en la búsqueda de una solución al aumento de la tasa de cesáreas. ( ¿No pasa la disminución de esas tasas por revisar los protocolos de inducción y el manejo intraparto? Me recuerda a mi residencia, donde se intentaba NO realizar cesáreas cuando ya eran NECESARIAS a golpe de Kristeller, en lugar de evitar inducciones sin causa médica justificada, etc ….pero me desvió del tema).

Ahora la OMS dice que el parto es un proceso mucho más complejo que números y centímetros. Si bien la dilatación es importante,  el Dr A. Metin Gülmezoglu declara, que en la práctica hospitalaria habitual, centrarse en la dilatación cervical y la duración del parto es improductivo y seguramente juega un gran papel en la sobremedicaclización del parto. Habla de empezar a prestar más atención a:

  • Cuidados individualizados centrados en la mujer y el bebé.
  • Mínima intervención, debidamente justificada y solo aquellos procedimientos que demuestran efectividad.
  • Ir más allá del resultado de un niño y una madre vivos, hacia también, una experiencia de parto positiva para la mujer y su familia.MOnet Nicole Photography

Nos dice que suele justificarse los cuidados sin calidad, los cuidados pobres, en la  alta carga de trabajo y la necesidad (o deseo como en tantas clínicas privadas) de despejar los paritorios cuanto antes. Esto, debe ser gestionado debidamente, pues la solución es claramente otra. Entre ellas:

Les echaremos un ojo cuando se publiquen en 2018 😉