Embarazo,  Parto

¿Alternativas al O’Sullivan? Medición con glucómetro

¿Alternativa al test de O’Sullivan? Es un tema recurrente. Como sabéis, en España se propone realizar cribado de diabetes gestacional (DG) de manera universal a todas las mujeres entre las semanas 24 y 28 de gestación. Se realiza en estas semanas porque es cuando la resistencia a la insulina durante el embarazo, comienza a elevarse. Además, se propone realizar en primer trimestre a mujeres a las que se considera con algún factor de riesgo.

Algunos de estos factores tienen sentido como puede ser una diabetes gestacional en embarazo previo. Otros son bastante controvertidos como toda mujer mayor de 35 años 🤷‍♀️.

➡️Por una parte, para este cribado de primer trimestre, podría plantearse realizar en la analítica del primer trimestre análisis de HbA1c, hemoglobina glicosilada. Aporta datos sobre la media de glucosa en sangre de los últimos 3 meses. Un valor elevado, parece predecir con exactitud el 98% de las diabetes gestacionales. En realidad una prueba de HbA1c en 1er trimestre mayor de 5’7 corresponde a prediabetes y conviene tomar cartas en el asunto lo antes posible. En caso de un valor elevado de HbA1c sería adecuado comenzar a monitorizar la glucosa en casa para estabilizar sus niveles desde el principio del embarazo. En caso de valores normales, la mujer podría ahorrarse el O’Sullivan en primer trimestre. La HbaA1c no predice todas las diabetes gestacionales, pero si es mayor de 5’9%, la predice con un 98% de fiabilidad ya en el primer trimestre.

➡️La HbA1c no es adecuada para detectar DG después del 1er trimestre por la hemodilución fisiológica de la sangre.

✅El test de O’Sullivan, consiste en medir glucosa basal, ingerir el preparado de 50 gr de glucosa, y medir los valores en sangre 1 hora después de la ingesta. La bebida comercial además de 50 gr de glucosa contiene aditivos y colorantes.

🥤Para algunas mujeres puede ser cómodo, rápido y poco molesto realizarlo así. El O’Sullivan es un cribado. En caso de dar positivo, > 140 mg/dl de glucosa en sangre, se debe proceder a realizar la prueba diagnóstica, que es la curva de 100 gr de glucosa, curva larga o SOG: sobrecarga oral de glucosa. Pero, la otra alternativa, es medir con glucómetro en casa. La curva larga se considera positiva si hay 2 o más valores alterados. Si es 1 valor, se recomienda repetir la curva a las 3-4 semanas. Por eso es interesante considerar la medición con glucómetro.

Se diagnosticará DG cuando en dos puntos a lo largo de la sobrecarga oral de glucosa, los valores sean iguales o superiores a los siguientes:

– Basal: 105 mg/dl

– 1 hora: 190 mg/dl

– 2 horas: 165 mg/dl

– 3 horas: 145 mg/dl

➡️ Otras mujeres no desean realizar esta prueba. Partiendo de la base de que ninguna prueba es obligatoria, no está de más descartar que nuestros valores de glucosa son normales, pues la DG sí implica una serie de afectos adversos, no solo en el parto o la gestación, sino en el metabolismo del bebé expuesto a glucosa elevada en sangre. Las enfermedades metabólicas, son una de las mayores preocupaciones en salud a nivel global. En este post no me extiendo sobre estos efectos adversos.

➡️ Cada vez son más las mujeres que no encuentran oposición al plantearlo a su obstetra, endocrino, o matrona: optan por monitorizar en casa sus valores de glucosa con un glucómetro. Consiste en medir sus niveles de glucosa:

  • En ayunas. Es la glucosa basal. Aporta muchos datos.
  • Después de las comidas: 1 o 2 horas después. (Indistintamente). Se considera ese tiempo desde que se EMPIEZA a comer. No al acabar.
  • Hacerlo antes de las comidas está indicado cuando hay insulina.

Estos son los valores de un embarazo sin diabetes gestacional, a la izquierda y los valores por debajo de los cuales deben estar para descartar DG, (derecha) o permanecer cuando con dieta estamos cuidando una DG diagnosticada.

En España y la mayoría de sociedades científicas, siguen utilizando el corte para glucosa basal de menos de 95 mg/dl. (Establecerlo en menos de 100mg/dl es una mala indicación y muy obsoleta. Ojo a la información que aún encontramos en internet).

Sin embargo, algunas guías más actualizadas como la California Diabetes and pregnancy Program, recomienda valores por debajo de 92 mg/dl, óptimo por debajo de 90 mg/dl. Esto se debe en base a evidencia de que mantener valores más altos es suficiente para incidir en la salud, metabolismo y riesgos. Lily Nichols, la mayor eminencia que conozco en diabetes gestacional hace mucho hincapie en intentar mantenerlos por debajo de 90 mg/dl idealmente, en base al estudio HAPO.

La medición con glucómetro debe realizarse al menos entre 1 y 2 semanas. 3 días son insuficientes para poder valorar un perfil de cómo se está comportando en nuestro cuerpo la glucosa/insulina en relación a lo que comemos. Optar por la medición con glucómetro es una decisión informada. Aporta mucho conocimiento sobre nuestro cuerpo.

Es importante que lo realicemos con nuestra dieta habitual. Hacer cambios para la semana de medición no tiene mucho sentido ya que no pretendemos enmascarar los valores, sino saber qué niveles de glucosa tenemos. En realidad, este es un ejercicio muy interesante para hacer fuera del embarazo también. Es impresionante ver cómo cambian los niveles de glucosa, los picos, cómo se estabiliza en función de la ingesta y del ejercicio físico. Os he recomendado a @glucosegoddes en Instagram. Ella vive con un monitor de glucosa como experimento. Aunque los valores que le dan, son para ella, es realmente interesante.

Si los valores obtenidos son normales, este método es correcto para descartar diabetes gestacional. Si los valores son límite o elevados, no hay criterios con este método para diagnosticar diabetes gestacional (salvo 2 valores en ayunas > 126 mg/dl en días diferentes, o cualquier valor al azar de 200 mg/dl o más).

Si es el caso, valores límite o elevados, bien podemos:

  • Optar por realizar una prueba diagnóstica, 100 gr de glucosa, curva larga
  • Seguir monitorizando en casa y comenzar los cambios dietéticos apropiados.

Al final, con un O’Sullivan positivo, haríamos la curva larga, que de ser positiva, nos conduciría a esta misma situación: monitorizar en casa con glucómetro y comenzar los cambios dietéticos apropiados. Interesante ¿no?

Un último apunte. El O’Sullivan puede dar falsos positivos y falsos negativos.

Las mujeres que de manera habitual siguen una dieta más bien baja en hidratos de carbono, sin comida procesada o alimentos densos en azúcar añadido, tienen mayor posibilidad de dar un falso positivo. Su páncreas no está habituado, no tiene necesidad de producir insulina para 50 gr de glucosa de golpe. Es importante que si este es tu estilo de nutrición, aumentes el consumo de hidratos de carbono unos días antes de realizar el O’Sullivan, para disminuir falsos positivos y no pasar por el disgusto y una curva larga a priori, innecesaria.

A la vez, las mujeres que de manera habitual incluyen en su dieta hidratos de carbono en abundancia, o refrescos y dulces, tienen un páncreas más habituado a lidiar con cantidades más elevadas de glucosa y podría dar en ocasiones un falso negativo.

Los rangos de glucosa saludables a lo largo del día entre ayunas e ingesta, para una mujer embarazada, están idealmente entre 60 y 120 mg/dl.

Una diabetes gestacional en la que los valores de glucosa se mantienen por norma general estabilizados en este rango, NO CONLLEVA MAYOR RIESGO para el embarazo, en comparación a una mujer no diagnosticada de diabetes gestacional. Para muchas de vosotras esto es importante, ya que disminuye las intervenciones durante el parto pero sobretodo, cuida tu salud y la de tu bebé a largo plazo.

Seguirán más posts sobre el abordaje de la diabetes gestacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: