Embarazo,  Lactancia

Vitamina D: Embarazo y Lactancia

Vitamina D

La vitamina D, se comporta realmente como una hormona una vez que es metabolizada por el hígado. Es responsable de regular hasta 200 genes en nuestro cuerpo. Se conoce por su importancia en la absorción de calcio pero es igualmente importante la función que cumple regulando sistemas hormonales y optimizando el sistema inmune. Favorece la adecuada sensibilidad a la insulina e interfiere también en la ovulación.

Se sintetiza a partir de precursores de colesterol cuando nos exponemos al sol. En la capacidad de asimilación por el sol interfieren numerosos factores como la obesidad, la inflamación crónica, y la falta de magnesio.

La principal fuente de obtención es la exposición al sol. Supone hasta el 90% de la vitamina D en nuestro cuerpo. La dieta es insuficiente para cubrir las necesidades. Los rangos de déficit varían ampliamente de unos lugares a otros. Alimentos ricos en Vitamina D son algunos pescados, la yema de huevo, setas y champiñones y alimentos enriquecidos.

Durante el embarazo, según la región, se estima que entre el 20 y el 85% de las mujeres tienen déficit de vitamina D. A piel más morena, mayor el riesgo de deficiencia. La cantidad de melanina en  la piel es proporcional a la inhibición de la producción de vitamina D por el sol. Y a más morena, más necesidad de exposición solar para alcanzar las necesidades de tu organismo.

La absorción de Vitamina D es mayor a medio día: justo cuando más evitamos el sol. Hemos dejado de pasar apenas tiempo al aire libre y cuando lo hacemos es cubiertos de ropa, por el frío en invierno, o de crema solar en verano. La crema sola impide la producción de vitamina D por exposición al sol. La sintetizamos gracias a los rayos UVB, los responsables de las quemaduras. Sin embargo, solo es necesario 1/3 del tiempo que nos lleva quemarnos para producir suficiente vitamina D. Es posible equilibrarlo.

La cantidad diaria recomendada según algunos organismos oficiales, está en 600 UI/dia para adultos. Sin embargo, cada vez más, comités de expertos en vitamina D, señalan necesidades diarias de 5.000 UI en adultos y 6.400 UI en embarazo y lactancia.  

El déficit de vitamina D durante el embarazo, se asocia a abortos de repetición,  riesgo aumentado de preeclampsia, bebé de bajo peso, y 3 veces más posibilidades de tener diabetes gestacional, ya que la vitamina D juega un papel importante en la resistencia a la insulina.   

El déficit grave durante el embarazo, además parece no poder corregirse posteriormente, pudiendo llegar a obstaculizar el desarrollo óseo de los niños en torno a los 9 años. Su déficit se asocia también a asma infantil, dificultad en el habla, diabetes tipo I y esclerosis múltiple.

¿Cuánta  vitamina D necesitamos y cómo obtenerla?

La principal manera de obtener vitamina D, es el Sol🌻. Es la manera fisiológica. Sin embargo el estilo de vida entre paredes, la protección solar, y según la zona en que vivimos y el momento del año, influyen en la cantidad de vitamina D que podemos obtener. A mas superficie de piel expuesta, mayor absorción y en menos tiempo. En España, en verano, es posible que obtengamos suficiente del Sol, pero en invierno casi seguro muchos de nosotros no lo estamos logrando. En días o meses que no obtengamos vitamina D del Sol, la otra manera es suplementando.

La suplementación es segura y efectiva a dosis por encima de las recomendadas tradicionalmente. Sería necesario medir los niveles de vitamina D en todas las embarazadas, y no se hace. Es una prueba que debemos pedir que nos incluyan a falta de que lo hagan sistemáticamente en el seguimiento de embarazo.

La prueba que mide la vitamina D es  25-hidroxi vitamina D o 25-oh vit d.

Valores óptimos de vitamina D se consideran entre 30 ng/ml y  50 ng/ml, sin embargo el Vitamin D Council recomienda niveles más bien próximos a 50.

En el embarazo se recomienda en torno a 6400 UI diarias de vit. D si hay deficiencia. Esta cantidad se mantiene durante la lactancia.

Se afirma con rotundidad que la lactancia materna es pobre en vitamina D, y eso es cierto en parte, ya que si la madre tiene déficit de vitamina D, la leche materna también lo será y es por ello que se recomienda la vit D3 en 400 UI diarias en bebés con lactancia materna exclusiva. Sin embargo, si la madre se suplementa adecuadamente y sus niveles son óptimos, su leche también lo es y no sería necesario suplementar a los bebés. Tenéis información abundante sobre esto en estos 2 enlaces:

https://evidenciasenpediatria.es/files/41-12775-RUTA/Comentario_asociado_32.pdf

https://www.vitamindcouncil.org/vitamin-d-during-pregnancy-and-breastfeeding/#.XFtLc1xKiUk

El suplemento que mejor se absorbe es en forma de vit D3 y no D2. Es la misma forma en que se produce en nuestro cuerpo por exposición solar.

Os dejo este link a una maravillosa ponencia sobre vitamina D de Rosa Sorribas, IBCLC y propietaria de Crianza Natural.

Para mas informacion, no dejéis de visitar

www.vitamindcouncil.org

6 Comments

  • Cristina Rodríguez

    Qué interesante. A mi bebé parece que le da dolor de tripa cada día que se la damos. Entonces valdría con que la tomase yo y se la diera con la teta? Hacemos LME. Qué dosis diaria? Gracias

  • Iranzu

    Hola,
    Qué interesante todo lo que nos cuentas. A mí en una analítica me vieron que tenía la vitamina D algo baja. Estoy tomando un complemento (Natalben supra) que me aporta 10µg al día. La unidad no es la misma que se aporta en las tablas de referencia. ¿Podrías indicarme si es adecuada? Ahora mismo me acabo de hacer un lío.
    Muchas gracias.

    • Elena

      Hola! Actualmente estoy embarazada de 23 semanas. Debido a la declaración de pandemia por coronavirus no me puedo realizar, de momento analítica para ver mis niveles de vit D. Al estar tanto tiempo en casa y nublado casi todos los días, no recibimos nada de sol. Consideras apropiada la suplementación? Cual sería la forma de suplementar y la dosis? Gracias

      • nazadmin

        Si lo veo importante pero sin niveles no se puede saber qué cantidad recomendar. Las viejas recomendaciones hablan de al menos 600 UI día, pero son por norma general dosis muy bajas.

  • Victoria

    Yo tenia vitamina D baja y no me quedaba embarazada. Me recetaron vitamina D durante 90 días, fue instantáneo, embarazada a dos semanas de empezar a tomarla. Ya se me ha acabado, y le pedí a la ginecóloga que me recomendará algo, pero con todo lo que teníamos que mirar se nos olvidó. Podrías recomendar alguna? O me espero a la próxima visita con mi ginecologa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: